sábado, 2 de noviembre de 2013

La identidad digital: teoría y práctica

 Está claro que cualquier persona, máxime si es docente debe cuidar lo que dice y comparte en internet, así como lo que dicen otros de ella. Comparto un vídeo que resume de forma sencilla lo que es la identidad digital y las precauciones a tener en cuenta. A continuación realizo una pequeña práctica sobre mi propia identidad digital.

 

Al escribir mi nombre entrecomillado en el buscador me devuelve unos 45.400 resultados en 0,29 segundos. La práctica totalidad de resultados son enlaces a artículos publicados en la revista Comunicar o el diario Ideal. También algunas son citas a los blogs que he puesto en marcha como el del Colegio Nazaríes de Armilla. Al ampliar la búsqueda y escribir sólo mi nombre y primer apellido la cosa cambia bastante. Pues aparecen multitud de personas que se llama como yo, desde el guitarrista de Camarón hasta el presidente de Perú.

Hasta el último resultado de la página 7 todos están relacionados con colaboraciones personales. En esta página se refiere a un tal Antonio Arenas Merino para continuarse de nuevo con enlaces referidos a mi trabajo como docente o colaborador en prensa. En los resultados no aparece nadie con mi mismo nombre completo. El contenido  de los nombres largo y corto, al menos los que he podido ver en una rápida lectura, son reseñas biografías de la Wikipedia o perfiles de Redes sociales, sobre todo de Facebook.

Al pinchar en imagen la mayoría corresponden a otras personas, junto con dos caricaturas mías que he utilizado en los perfiles de bloguero y alguna foto. También una foto con unos alumnos de un centro bilingüe de Isparta (Turquía) que visité en 2007. Al buscar en Vídeos no aparezco ninguno relacionado conmigo, aunque he publicado algunos en Youtube de actividades realizadas con mis alumnos de Armilla (Granada).  En enlace de Noticias aparecen las relacionadas con otros Antonio Arenas, tales como un periodista de Marca, un exciclista o un concejal.
  
En los enlaces reconocidos y/o visitados no he encontrado referencia negativa alguna, pues las concernientes a mi persona sólo enlace con trabajos publicados relacionados con mi profesión. Tampoco he detectado uso rechazable en lo que concierne a las imágenes.

He comprobado que en los buscadores de personas como namechk tanto mi nombre completo como mi nick están ocupados en las principales redes sociales, blogs, servicios de alojamiento de fotografía, etc. Para  whozat y wink no existo y para spezify, que no conocía, me ha devuelto alguna que otra fotografía que he realizado para ilustrar mis colaboraciones.

Por los resultados obtenidos mi conclusión es que mi huella digital es bastante positiva, por lo que me siento satisfecho y no veo la necesidad de reconstruir mi identidad digital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario